Prefacio

En 2014, cuando publicamos la primera versión beta en línea de La Economía, Camila Cea proporcionó un prefacio. En ese momento, ella era recién graduada de economía, pero era ya una veterana exitosa del movi­miento de protestas de Chile que estaba abogando por políticas para avanzar en la justicia económica. Ella y sus compañeros de la Universidad de Chile se sorprendieron al descubrir que sus cursos de economía no abordaban ninguna de sus preocupaciones sobre los problemas de la economía de su país, así que exigieron cambios en el currículo. El director de la Escuela de Economía y Negocios en ese entonces, Oscar Landerretche, dio respuesta a sus demandas. Camila y Oscar ahora son Fideicomisarios de CORE Economics Education.

Camila Cea

Desde entonces, se han diseñado cursos basados en el texto de CORE como una introducción estándar a la economía en University College London, Sciences Po (París), Toulouse School of Economics, Azim Premji University (Bangalore), Humboldt University (Berlín), Lahore University of Management Sciences y muchas otras universidades alrededor del mundo. En julio de 2017, mientras escribimos esto, 3000 profesores de economía de 89 países se han registrado para tener acceso a nuestros materiales de enseñanza complementarios.

La perspectiva de Camila sobre El Proyecto CORE al comienzo de nuestro viaje captura la motivación que continúa inspirándonos. Ella escribió:

Queremos cambiar la manera en la que se está enseñando la economía. Tanto estudiantes como maestros nos comentan que está muy retrasada. Cuando el Financial Times, en el Reino Unido, escribió acerca de CORE en noviembre de 2013, provocó un debate en línea sobre la enseñanza y el aprendizaje de la economía, que atrajo 1214 publicaciones en 48 horas. Estudiantes de economía de todo el mundo estaban preguntando, al igual que yo unos años antes: «¿Por qué el tema de la economía se ha separado de nuestra experiencia de la vida real?»

Nataly Grisales, una estudiante de economía de América Latina como yo, escribió recientemente en su blog acerca del aprendizaje en economía: «Antes de elegir economía, un profesor mencionó que esta disciplina me daría una manera de describir y predecir el comportamiento humano a través de herramientas matemáticas. Esa posibilidad todavía me parece fantástica. Sin embargo, después de semestres de estudio, tenía muchas herramientas matemáticas, pero todas las personas cuyo comportamiento quería estudiar, habían desaparecido de la escena».

Como Nataly, recuerdo preguntarme si mis clases de Economía alguna vez podrían abordar las preguntas que me motivaron a estudiarla en primer lugar.

Y esta es la razón por la cual mis colegas en el equipo de CORE crearon el libro. Este me ha hecho volver a creer que estudiar Economía puede ayudar a entender los desafíos económicos del mundo real, y prepararnos para hacerles frente.

Por favor, únasenos.

Camila y Nataly no obtuvieron lo mejor que la economía tenía para ofrecer. La misión de CORE es introducir a los estudiantes a lo que los economistas hacemos ahora, y lo que sabemos. Hoy, la Economía es un tema empírico que usa modelos para dar sentido a los datos. Estos modelos guían al gobierno, las empresas y muchas otras organizaciones sobre las disyuntivas o trade-offs que enfrentan al diseñar políticas.

La Economía puede proveer herramientas, conceptos y maneras de entender al mundo que aborda los desafíos que impulsan a estudiantes como Nataly y Camila al tema. Lamentablemente, a menudo no son una gran parte de los cursos que toman miles de estudiantes.

En los cuatro años que El Proyecto CORE ha estado funcionando, hemos probado un experimento en las aulas de todo el mundo. Les preguntamos a los estudiantes: «¿Cuál es el problema más apremiante que los economistas deben abordar?» La siguiente nube de palabras muestra la respuesta que los estudiantes de la Universidad de Humboldt nos dieron el primer día de su primera clase de Economía. El tamaño de la palabra es proporcional a la frecuencia con la que mencionaron la palabra o frase.

Los problemas más apremiantes que los economistas deberían abordar, de acuerdo con los estudiantes de la Universidad de Humboldt.

Las nubes de palabras de los estudiantes en Sídney y Bogotá apenas se distinguen de esta (puede verlas en nuestro sitio web en www.core-econ.org). Más notable aún, cuando en 2016 preguntamos a las nuevas personas contratadas en el Banco de Inglaterra, en su mayoría recién graduadas en Economía, y luego a los economistas profesionales y otro personal del Tesoro y el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda, ambos respondieron de la misma manera: la desigualdad era la palabra más común que tenían en mente.

Los problemas sociales locales y globales están siempre en la mente de los nuevos estudiantes. En Francia, cuando intentamos el mismo experimento, el desempleo se presentó con mayor frecuencia. El cambio climático y los problemas ambientales, la automatización y la inestabilidad financiera se mencionaron repetidamente en todo el mundo.

Nuestro enfoque en estos problemas del mundo real explica por qué llamamos a este libro La Economía en lugar de Ciencias Económicas, que es el título estándar de los textos introductorios. La economía (con minúscula) es un fenómeno en el mundo real. Gobierna cómo interactuamos entre nosotros y con nuestros entornos naturales en la producción de los bienes y servicios en los que vivimos. En contraste, ciencia económica (entendida como economics o denotada como Economía con mayúscula en este libro) es una manera de entender esa economía, basada en hechos, conceptos y modelos.

La Economía es un curso en la ciencia económica. En todos los casos, comenzamos con una pregunta o un problema sobre economía (por qué la llegada del capitalismo se asocia con un fuerte aumento en el nivel de vida promedio, por ejemplo) y luego enseñamos las herramientas de la ciencia económica que contribuyen a una respuesta.

Para cada pregunta, el material está en la misma secuencia. Comenzamos con un problema histórico o actual, incluso si es uno complejo, y luego utilizamos los modelos para dilucidarlo. La pedagogía de CORE invierte la convención en los textos de Economía. Tradicionalmente, los modelos se derivan primero. Quizás, la introducción a los modelos incluye una aplicación simple, como al consumo, y una promesa de que el modelo se aplicará a problemas económicos en el mundo real, ya sea más adelante en el curso, o más probablemente en cursos posteriores.

Debido a que CORE empieza con grandes problemas, preguntas de la historia y asuntos actuales, los modelos y explicaciones que usamos necesitan tener en cuenta los fenómenos del mundo real. Por ejemplo, los actores nunca tienen información completa sobre todo lo relevante para las decisiones que toman, los motivos que no sean el interés propio también son importantes, y el ejercicio del poder en el comportamiento estratégico a menudo tiene que ser parte de la explicación del resultado observado.

Recientes avances en Economía nos dan las herramientas para hacer esto. Y debido a que aplicamos modelos económicos a importantes, complejos y difíciles problemas, los estudiantes de CORE aprenden inmediatamente tanto las ideas obtenidas del modelado, como las inevitables deficiencias de los modelos.

Un compromiso global

CORE es un proyecto global de dos maneras. Su desarrollo abarca a todo el mundo y está abierto a cualquier persona, en cualquier lugar, que quiera usarlo.

Gran parte de nuestro diseño y características interactivas se iniciaron en Bangalore. La plataforma de código abierto para nuestro texto y materiales en línea se produjo en Ciudad del Cabo. La versión del libro impreso del material es publicada por Oxford University Press. Se están preparando traducciones y localizaciones de La Economía en francés, italiano, farsi, español, hindi, kannada, ruso y otros idiomas. CORE ahora también está desarrollando materiales para cursos de secundaria.

Nuestros materiales en línea utilizan una licencia Creative Commons que permite el uso gratuito no comercial en todo el mundo. El material ha sido aportado, editado y revisado por, literalmente, cientos de académicos. Los principales autores de nuestras unidades, todos ellos aportando su experiencia de forma gratuita, son de 13 países.

Somos una cooperativa de productores de conocimiento, comprometidos con el acceso digital gratuito a La Economía para ayudar a construir una ciudadanía global empoderada por el lenguaje, los hechos y conceptos de la Economía. Queremos que tantas personas como sea posible puedan razonar al respecto, y actuar para abordar los desafíos de la economía, la sociedad y la biosfera del siglo xxi. Nuestra esperanza es que lo mejor de la Economía pueda convertirse en parte de cómo todos los ciudadanos entienden y buscan abordar los problemas que enfrentamos.

Actualmente, la Economía tiene una reputación entre el público, los medios y los estudiantes potenciales como un tema abstracto que no está comprometido con el mundo real. Pero durante la mayor parte de su historia, la Economía se ha tratado de comprender y cambiar la forma en que funciona el mundo, y queremos continuar con esa tradición. Los primeros economistas —los mercantilistas en los siglos xvi y xvii, por ejemplo, o los fisiócratas en los años previos a la Revolución Francesa— fueron asesores de los gobernantes de su tiempo. Lo mismo puede decirse de importantes precursores de la Economía como Ibn Khaldun en el siglo xiv. Hoy, los hacedores de política macroeconómica, los economistas del sector privado que crean plataformas para la economía en línea, asesores de desarrollo económico y expertos de think-tank continúan este compromiso de hacer del mundo real un lugar mejor. Todos los economistas pueden esperar que su tema ayude a aliviar la pobreza y asegurar las condiciones en que las personas puedan prosperar. Este es el llamado más inspirador y el mayor desafío de la disciplina.

Si usted es un estudiante o un profesor, y tiene curiosidad acerca de nuestra aproximación a la Economía y su inspiración en los desarrollos recientes de la disciplina, puede encontrar más en el artículo titulado «Mirando hacia la Economía después de CORE», que encontrará al final del libro.

El lanzamiento de nuestro libro completo en línea, y la publicación del mismo material como un libro impreso en sociedad con Antoni Bosch Editor, son dos hitos satisfactorios para nosotros. Pero son solo el comienzo. CORE no es solo un libro o un curso. Es una comunidad global creciente de maestros y alumnos, y agradecemos su curiosidad, comentarios, sugerencias y mejoras en www.core-econ.org.

Así, como dijo Camila hace cuatro años: únasenos!

El equipo de CORE
Julio de 2017