Mirando hacia la economía después de CORE

Si acaba de completar su primer curso en Economía puede que se esté preguntando: ¿qué sigue? Si es un estudiante, le explicaremos como La Economía se relaciona con los otros enfoques que encontrará. Si usted es un profesor, y desea ubicar el enfoque de CORE sobre la Economía en contexto, esta sección también será útil.

La Economía ha sido una introducción a lo que consideramos es lo mejor que los economistas saben en el momento. O, quizás, deberíamos decir lo que creemos saber. Como siempre ha sido el caso, la Economía está constantemente cambiando.

En 1848, John Stuart Mill publicó los Principios de la política económica, el primer gran libro en Economía. Fue el texto central en el mundo de habla inglesa hasta que fue desplazado por los Principios de Economía de Alfred Marshall, 42 años después. Los lectores de Mill pueden haberse tranquilizado cuando leyeron:

Afortunadamente, no hay nada en las leyes de valor [microeconomía] que le quede al escritor actual o cualquier escritor futuro para aclarar; la teoría del tema es completa.

Ningún escritor de libros de texto de Economía hoy podría hacer la misma afirmación de manera realista. Nuestra comprensión de la economía está en constante cambio. Habrá visto un ejemplo en el capítulo 17, en las lecciones sobre la macroeconomía que nos enseñó la Gran Depresión, el fin de la edad de oro del capitalismo y la crisis financiera de 2008.

Tres grandes pensadores, cuyas ideas principales se formaron a principios del periodo cubierto por el capítulo 17, transformaron la manera como entendemos en la actualidad la Economía. (Usted aprendió sobre los tres en las secciones de «Grandes economistas»). En 1936, durante la Gran Depresión, John Maynard Keynes introdujo la idea de la demanda agregada y sus determinantes para explicar por qué una economía capitalista podría experimentar altos niveles persistentes de desempleo. Solo 12 años después, la demanda agregada se convirtió en un concepto central en una introducción a la economía escrita por Paul Samuelson que, a su vez, desplazaría las certezas de los Principios de Marshall y se convertiría en el estándar de lo que todo economista aspirante debería saber.

Un segundo gran economista, Friedrich Hayek, introdujo la idea del mercado como un sistema de procesamiento de información. Su artículo más famoso, publicado en 1945, argumentaba que los sistemas y las organizaciones económicas deberían ser evaluados sobre qué tan bien hicieron uso de la información económicamente relevante que estaba disponible para algunos, pero no para otros. Hayek enfatizó que los gobiernos no podían acceder a toda la información necesaria para planificar centralmente una economía. Sus ideas principales, que la información es incompleta y asimétrica, se convirtieron en la base de las teorías de contratos incompletos en los mercados laborales y crediticios que usted ha estudiado.

Un tercer gran contribuyente a la Economía de mediados del siglo xx fue John Nash, un matemático. Basándose en las ideas de John von Neumann y Oskar Morgenstern, Nash fue pionero en el desarrollo de la teoría de juegos para hacer modelos de interacciones estratégicas entre actores económicos o políticos. Su trabajo proporcionó una nueva lente para el estudio de situaciones económicas. Nash argumentó que, en muchas situaciones, las personas tendrán en cuenta las respuestas probables de los demás a las acciones que toman, en lugar de interactuar con un conjunto fijo de precios (como tomador de precios). El equilibrio de Nash proporciona una forma de estudiar los resultados que encontramos en las economías reales, porque representan el resultado conjunto de un gran número de personas haciendo lo mejor que pueden, dado lo que otros están haciendo.

Hemos sido inspirados por estos tres grandes pensadores y hemos aprendido de ellos. Pero, como ha leído, no hemos considerado todo el pensamiento de ninguno de ellos. Ha visto modelos y evidencia que cuestionan el optimismo de Keynes de que las políticas de gestión de la demanda de un gobierno eliminarían sustancialmente el desempleo involuntario a largo plazo. Problemas de fallas de mercado e inestabilidad económica son razones para rechazar los argumentos de Hayek de que los gobiernos deberían limitar sus actividades de reforzar los derechos de propiedad y las otras reglas fundamentales que permiten a los mercados funcionar. Finalmente, la comprensión del comportamiento moderno inspirado en Nash de las interacciones entre individuos que aparentemente pueden calcular las consecuencias altamente complejas de sus propias acciones, pero que también son incapaces de cooperar entre sí para llegar a soluciones a sus problemas, ha sido cuestionada por experimentos comportamentales modernos e investigaciones sobre capacidades cognitivas humanas.

No obstante, las contribuciones de Keynes, Hayek y Nash –demanda agregada, la economía de la información y las interacciones estratégicas modeladas por la teoría de juegos– se han convertido en los cimientos del pensamiento económico moderno. Antes de finales del siglo xx, las tres innovaciones se habían convertido en el contenido estándar de los cursos de posgrado en economía. Verá la influencia dominante de todos ellos en libros avanzados como Teoría microeconómica, de Andreu Mas-Colell, Michael Whinston y Jerry Green, o Macroeconomía avanzada, de David Romer.

Pero, si bien la demanda agregada era casi inmediatamente presentada como un tema central de la economía introductoria, la información asimétrica y la teoría de juegos se introducen casi siempre al final del curso introductorio, si lo hay. Resulta comprensible que los estudiantes vean estos enfoques simplemente como extensiones de los modelos estándar de Alfred Marshall o Leon Walras (dos más de los «Grandes economistas» de CORE). Este no es el caso. Estas teorías desafían dos de los conceptos fundamentales del modelo estándar: el comportamiento de toma de precios es la norma en una economía competitiva y los contratos completos, que han sido posibles gracias a la información completa.

Sorprendentemente, la mayoría de sus compañeros que han utilizado los textos y cursos estándar introductorios no conocen esta parte importante y fundamental de información, dado que nadie se los ha dicho.

Así como Samuelson popularizó el concepto de demanda agregada en un texto introductorio, CORE ha tomado la economía de la información y las interacciones sociales estratégicas y ha hecho estos conceptos parte de la base de un paradigma económico que los estudiantes introductorios pueden aprender. (Un paradigma científico es un conjunto de conceptos que son básicos para la forma en que un grupo de académicos entiende el mundo, tal como está incorporado en los libros introductorios que son ampliamente aceptados en el campo. Los paradigmas anteriores se ejemplifican en las contribuciones sucesivas de Mill, Marshall y Samuelson).

Asimismo, hemos integrado desarrollos más recientes en la disciplina de los campos de la Economía comportamental, las dinámicas económicas y la Economía institucional. En la figura A, contrastamos el paradigma samuelsoniano (que sigue siendo la base de la mayoría de los textos introductorios) con lo que usted acaba de estudiar en este libro. Consideramos que el modelo de referencia walrasiano codificado por Samuelson como en la columna izquierda es el caso estándar que se enseña a la mayoría de los estudiantes, a partir del cual se estudian las «desviaciones». El ejemplo más obvio de esto es la idea de que los mercados de toma de precios son el caso estándar, con la competencia monopolística como una extensión.

Temas Punto de referencia samuelsoniano como se enseña en Economía introductoria Economía contemporánea y referencia de CORE (números de unidad en La Economía)
Personas Son visionarios y egoístas También son cognitivamente limitados (por ejemplo, les falta voluntad) y tienen motivos distintos al interés propio, como las normas sociales de equidad y reciprocidad (4, 13)
Interacciones Están entre los tomadores de precios en mercados competitivos Incluyen creadores de precios y fijadores de tasas de interés y salarios, interacciones estratégicas e interacciones no relacionadas con el mercado (6, 7, 9, 10, 11)
Información Está completa Generalmente es incompleta, asimétrica y no verificable (6, 9, 10–12, 21)
Contratos Son completos y ejecutables a costo cero Están incompletos por esfuerzo y diligencia en los mercados laborales y crediticios, y por otros efectos externos como la congestión del tráfico o el conocimiento (6, 9, 10, 12)
Instituciones Incluir mercados, propiedad privada y gobiernos También incluyen reglas informales (normas), empresas, sindicatos y bancos (5–7, 9–11, 22)
Historia Se ignora en gran medida Proporciona datos sobre reglas alternativas del juego y el proceso de cambio (la mayoría de las unidades)
Diferencias entre las personas Se limitan a las diferencias de preferencia y restricción presupuestaria entre compradores y vendedores También incluyen puestos asimétricos, por ejemplo, como empleadores o empleados, y como prestamistas o prestatarios (6, 9, 10, 12)
Poder Es el poder de mercado y el poder político Incluye también el poder de un director sobre un agente en el mercado laboral, crediticio y otros (5, 6, 9, 10, 12)
Rentas económicas Crear ineficiencias a través de la «búsqueda de rentas» También son endémicos en una economía privada que funciona bien, creando el incentivo para innovar o trabajar duro (2, 6–12, 21)
Estabilidad e inestabilidad La economía se estabiliza a sí misma. La estabilidad y la inestabilidad son características de la economía (11, 13–15, 17, 20)
Evaluación Se limita a la presencia de ganancias mutuas no explotadas (Pareto-ineficiencia) También incluye equidad (4, 5, 19, 22)

Figura A Contrastando el paradigma de Samuelson con La Economía de CORE.

La columna del lado derecho muestra una versión muy diferente de la economía. Por ejemplo, habiendo estudiando CORE usted probablemente tiene una visión diferente de la competencia. Hayek señaló que asumir un estado de equilibrio entre los comerciantes que toman precios efectivamente cierra cualquier análisis serio de la competencia, que define, siguiendo a Samuel Johnson, como «la acción de tratar de ganar lo que otros intentan ganar al mismo tiempo».

Continuó de la siguiente manera:

Ahora, ¿cuántos de los dispositivos adoptados en la vida cotidiana para ese fin todavía estarían abiertos a un vendedor en un mercado en el que prevalece la llamada «competencia perfecta»? Creo que la respuesta es exactamente ninguna. La publicidad, la subvaloración y la mejora («diferenciación») de los bienes o servicios producidos están excluidos por definición: la competencia «perfecta» significa, de hecho, la ausencia de todas las actividades competitivas.

Para estudiar el proceso de competencia, CORE reemplazó el tomador de precios pasivo de la competencia perfectamente en equilibrio con el «competidor perfecto». Este competidor activo explota la información disponible (pero incompleta) para apropiarse de las posibles rentas que puedan existir cuando una economía no está en equilibrio. En algunas condiciones, esto lleva el proceso dinámico a un equilibrio eficiente de Pareto, incluso cuando existen impedimentos para la competencia.

Esto no es simplemente una cuestión de gustos. Estos conceptos son esenciales si queremos tratar de responder las preguntas que los estudiantes de todo el mundo nos han dicho que deberían ser el foco de la economía.

Figura B La nube de palabras en el prefacio hecha a partir de las respuestas de los estudiantes de la Universidad de Humboldt, que está dominada por la desigualdad, es típica. Los estudiantes de todo el mundo también nos han dicho que están interesados en la innovación, los problemas ambientales, el desempleo y la inestabilidad.

La columna de la izquierda de la tabla en la figura C muestra algunos de los problemas más importantes que los estudiantes y otros nos han dicho sobre lo que debería ser o tratarse la disciplina económica; la columna de la derecha muestra algunos de los conceptos fundamentales para entender estos problemas.

Problemas en el mundo Conceptos esenciales
Creación de la riqueza, innovación y crecimiento Rentas schumpeterianas (innovación), desequilibrio
Sostenibilidad ambiental Interacciones sociales no relacionadas con el mercado, preferencias relacionadas con otros
Desigualdad Rentas, poder de negociación, instituciones, equidad
Desempleo y fluctuaciones Contratos incompletos en los mercados laborales y crediticios
Inestabilidad Los precios como información y la dinámica de fijación de precios

Figura C Problemas importantes que los estudiantes y otras personas nos dicen que la economía debería tratar.

Este es trabajo en proceso. El paradigma emergente que usted ha estudiado no está completamente desarrollado, y no tan simple como el punto de referencia walrasiano. Pero para crear el paradigma de Samuelson, la enseñanza de la Economía ha realizado simplificaciones que todos sabemos que a menudo son tan diferentes del mundo real que el modelo resultante es inapropiado.

Por ejemplo, supongamos que la información completa y su corolario de contratos completos son habituales. Otro economista de mediados del siglo xx, Abba Lerner, explicó el éxito del punto de referencia walrasiano:

Una transacción económica es un problema político resuelto … La economía se ha ganado el título de la pequeña reina de las ciencias sociales eligiendo problemas políticos resueltos como su dominio.

El conflicto de intereses que existe en cada transacción, él argumentó, se resuelve en un contrato que sería ejecutado por los tribunales, no por las partes en la transacción. «La solución es esencialmente la transformación del conflicto de un problema político a una transacción económica», escribió.

En un mundo que funcionaba de acuerdo con el modelo competitivo walrasiano, basado en contratos completos, la política no tendría ningún papel: si el contrato fuera realmente completo, no habría nada para el ejercicio del poder. Si la empleada no trabajara tan duro como acordó hacerlo, entonces simplemente no se le pagaría. El empleador no tendría necesidad de ejercer poder sobre la empleada, por ejemplo amenazando con despedirla. El contrato sería suficiente en sí mismo para garantizar el resultado necesario para que la empresa obtenga ganancias. Este aspecto del modelo walrasiano fue lo que motivó el comentario de Samuelson de que «en un mercado perfectamente competitivo, realmente no importa quién contrate a quién, así que tenga capital de contratación de mano de obra».

El supuesto de un contrato de empleo completo también significa que el empleador no tiene ninguna necesidad de preocuparse sobre las preferencias prospectivas del empleado, por ejemplo, su ética laboral o su deseo de enviar mensajes instantáneos a sus amigos mientras está trabajando. Un resultado de estos y otros supuestos del modelo walrasiano de referencia incorporado en el paradigma de Samuelson fue que la «reina de las ciencias sociales» de Lerner podía reinar sola. La Economía podría ignorar con éxito una serie de otras ideas importantes:

  • académicos juristas que han estudiado contratos en el mundo real, y los desafíos de hacerlos cumplir
  • psicólogos y sociólogos que buscan comprender las motivaciones y los procesos de pensamiento de personas reales
  • filósofos y ciudadanos comunes animados por la justicia económica, la libertad individual y la dignidad.
  • científicos políticos que consideran la estructura de arriba hacia abajo de una empresa como en parte un sistema de poder
  • historiadores, antropólogos y arqueólogos que estudian la variedad de instituciones que rigen nuestra vida económica, que han dado forma a nuestro desarrollo desde la prehistoria
  • biólogos y ecologistas y otros que ven la economía como parte de la biosfera con efectos «externos» inevitables en la forma en que funciona y su sostenibilidad

CORE ha suscitado (y continuará suscitando) estas y otras ideas de otras disciplinas para comprender cómo se determinan los precios, los salarios y las tasas de interés, cómo funciona la economía agregada y otras cuestiones centrales de la economía. En lugar de ver toda la actividad económica a través de la lente de un modelo único de mercados competitivos con contratos completos, CORE lo ha invitado a ver la economía como lo ven los economistas investigadores, como una combinación diversa de instituciones y comportamientos que se estudia mejor eligiendo en forma sensata entre los modelos probados en la práctica.

Si continúa estudiando Economía, descubrirá este paradigma y seguirá viendo cómo difiere del paradigma de Samuelson y de otros. Es afortunado, porque podrá aplicar los conceptos, hechos y capacidades que ya ha aprendido. A la postre, descubrirá cómo la diciplina continúa cambiando en respuesta a un mundo en transformación, y cómo esta comprensión de la economía crea las políticas que pueden cambiar al mundo.